El maremoto dejó un saldo de al menos 430 personas.

 

Indonesia amplió la zona vedada alrededor de la isla donde un volcán desató un tsunami el fin de semana, matando al menos a 430 personas en las islas de Sumatra y Java, informaron el jueves las autoridades.

El estado de alerta por el volcán Anak Krakatau fue elevado al segundo nivel más alto, y la zona de exclusión fue extendida más del doble a un radio de 5 kilómetros (3 millas), señaló la agencia vulcanológica del país.

La erupción el sábado por la noche provocó que parte de la isla en el Estrecho de la Sonda se desplomara hacia el mar, generando un maremoto con olas de más de 2 metros (6,5 pies) de altura.

 

El gobierno les ha advertido a las comunidades en el estrecho que permanezcan a un kilómetro (0,6 millas) de la costa debido al riesgo de que se produzca otro tsunami.

El desastre golpeó sin previo aviso, tomando a la gente por sorpresa en un país que regularmente sufre deslizamientos de tierra, terremotos y erupciones volcánicas. Ningún sismo sacudió el suelo de antemano, y las olas surgieron tierra adentro durante la noche en un fin de semana festivo mientras la gente disfrutaba de los conciertos y otras actividades en la playa y en los centros turísticos.

Las fuertes lluvias y marejada alta han obstaculizado la búsqueda y el esfuerzo. Algunos cuerpos fueron encontrados en el mar y al menos 159 personas están desaparecidas.

Los datos de radar de los satélites, convertidos en imágenes, muestran que el volcán Anak Krakatau es mucho más pequeño después de la erupción del sábado.

FUENTE . PUBLIMETRO