El actual formato del fútbol chileno llegará a su fin luego de 16 años de competencia. Tras largas conversaciones, el Consejo de Presidentes de la ANFP eligió el torno largo en 2018.

¿Qué significa esto?

Como lo votaron los representantes de los 31 clubes del profesionalismo, el torneo contará con 30 fechas donde se jugarán partidos de ida y vuelta.

La primera rueda comenzará el 4 de febrero, que corresponde al primer fin de semana de ese mes, y finalizará el 27 de mayo. En tanto, la segunda tendrá su inicio el 22 de julio y podremos saber quién es el campeón el 2 de diciembre.

Entre una rueda y otra, habrá un receso de aproximadamente un mes y medio, que corresponde al Mundial de Rusia 2018, sin embargo, con la no clasificación de nuestra Selección Nacional, los clubes disputarán la Copa Chile en ese período.

Esta Copa se jugará de forma anual, comenzando -para la primera división- en marzo/abril, hasta diciembre, con fase de eliminación directa en partidos de ida y vuelta.

El torneo largo contará con “fechas importantes” donde no habrá competición: el 11 de marzo por el cambio de mando presidencial; del 19 al 27 de marzo por la fecha FIFA de selecciones; del 14 de junio al 15 de julio por el Mundial de Rusia 2018; del 3 al 11 de septiembre por fecha FIFA; 8 al 16 de octubre fecha FIFA; y 12 al 20 de noviembre fecha FIFA. Además, hay una fecha FIFA tentativa antes del mundial en junio, la cual será informada por el órgano rector.

En tanto, las clasificatorias a las copas internacionales de 2019 ya están definidas, y se jugarán en formato anual de febrero a diciembre.

A la Copa Libertadores 2019 ingresará como Chile 1 el campeón del torneo 2018, el segundo lugar como Chile 2, el tercer lugar de la tabla como Chile 3, y Chile 4 será el ganador de la Copa Chile.

A la Copa Sudamericana, entrarán el cuarto lugar del torneo largo, quinto, sexto y séptimo.

Al término del campeonato, dos equipos descenderán de forma directa, por lo que los clubes de la B, tendrán dos cupos para subir.

El primer lugar de ese torneo asciende a la primera A inmediatamente, mientras que el otro equipo se definirá en un partido ida y vuelta entre el segundo lugar, y el ganador de los playoff que disputarán los cuadros ubicados del tercer al sexto lugar en la tabla de posiciones.

Así, tras 16 años los clubes de primera división volverán a tener un torneo largo, con lo cual los presidentes de los equipos pretenden una mejora en el fútbol chileno tanto a nivel nacional, como internacional.